sábado, 28 de marzo de 2009

29

No me olvidé de su cumpleaños ayer. Pero... no publicar nada referido al tema se sumaba a la actitud pasiva de no llamarlo, mailearlo ni mandarle un mensaje de texto. Nada. Ningún saludo. Ningún quedar bien que tape la bronca. Si aunque yo le deseara un feliz cumpleaños él la iba a pasar bien. El no iba a pasar un cumpleaños de mierda como el mío el año pasado. Pero, en fin, acá estoy... regalándole algunos renglones, en vano, y todavía sin saber bien por qué.

4 comentarios:

Paloma dijo...

caer caer.. es lo peor!

Mil dijo...

siempre hacemos cosas sin saber por que lamentablemente ,pensamos mas que nada , cosas que caen solas al casi conciente .
Te amoo amigaa.

Greta * dijo...

pero ir callándose de a poco ayuda, aunque duela como esas espinitas diminutas del pasto en pleno noviembre, que se te clavan en la planta del pie y no las podés sacar porque no se ven casi, pero ahí están, pinchando, malditas hijas de mil.

no mailearlo, no msjearlo, no mentirse con eso de quedar bien, es un RE poroto a tu favor.

te adoro :)

Renata. dijo...

Anoche le mandé un mail requete choclo. Un poroto menos. Inconstante, inestable, vulnerable. No way.